Da carácter a tu mirada: cejas

29 enero, 2019
Este artículo fue redactado y avalado por Fernando Clementin
Llegó la hora de abocarnos a un aspecto central en todo trabajo de maquillaje: las cejas. Lewis Amarante nos explica conceptos esenciales sobre las necesidades de cada rostro.

¿Te has detenido a analizar la relevancia que tienen las cejas para lograr un buen maquillaje? Estas no solamente delimitan el contorno de los ojos, sino que pueden llegar a darle un aspecto totalmente distinto al rostro. Repasemos los secretos que Lewis Amarante tiene preparados para ayudarnos a dejarlas más bellas que nunca.

Las cejas tienen tanto poder sobre nuestra apariencia que pueden arruinar cualquier maquillaje, por más perfecto que este parezca. Por el contrario, unas cejas bien logradas tienen la facultad de elevar la belleza de una persona, como así también potencian el trabajo del maquillador.

Para no caer en equivocaciones a la hora de tratar este detalle tan importante, qué mejor que aprender de Lewis Amarante. En sus más de 20 años de profesión, ha conocido todos los secretos sobre esta y muchas otras cuestiones que veremos a lo largo de este curso.

Preparación de las cejas para el maquillaje

Antes de aplicar cualquier producto, las cejas necesitan ser alistadas. Si bien lo habitual e ideal es que esto lo realice un profesional previo a la cita con el maquillador, no está de más que este posea ciertos conocimientos en caso de que le toque responder a esta circunstancia.

Por ejemplo, si están demasiado pobladas, desprolijas o encontramos pelos largos o canas, podemos proceder a la depilación con pinza. En cambio, si las cejas están poco nutridas, será necesario rellenarlas con un lápiz delineador para cejas o con sombra.

 La forma de las cejas

Otro de los aspectos que analizaremos de la mano de Lewis es la forma que debemos otorgarles a las cejas. Al igual que en otras elecciones que hemos comentado en los encuentros anteriores, la forma del rostro tiene mucho que ver aquí.

Hay tres puntos que todo maquillador debe conocer perfectamente para lograr unas cejas perfectas: inicio, altura y final. Asimismo, con base en estos puntos, el profesional debe saber diferenciar las características de la ceja de la mujer, que difieren ampliamente en lo que se estila para el hombre.

La ubicación de los ojos, el contorno de la cara, e incluso la ocasión —no es lo mismo maquillar para una fiesta, una producción fotográfica o artística o una obra de teatro— serán factores determinantes para el resultado que deba buscarse.

Imagen: Aweita.

Accesorios para el maquillaje de las cejas

A lo largo de este encuentro, veremos en detalle los diferentes accesorios que podemos utilizar para lograr las cejas ideales en nuestros clientes. Por ejemplo, algunos de ellos son:

  • Esténcil: se trata de moldes que te permitirán tener de antemano la forma que deberás darle a la ceja, ya sea depilándola o maquillándola; su principal ventaja es que contarás con la anuencia del cliente antes de empezar.
  • Delineador para cejas: sirve para perfilar las cejas con mayor precisión.
  • Sombra: es una excelente opción para personas con poco pelo en las cejas, para rellenar los espacios circundantes.
  • Gel sellador: permite que queden firmes y no pierdan su forma con el paso del tiempo.
  • Iluminadores: con el fin de darles protagonismo a las cejas maquilladas, es útil colocar iluminador a su alrededor.

Consejos para maquillar las cejas

Dado que las cejas tienen la potencial función de marcar el carácter de la cara y de poner en primer plano el trabajo que hagamos sobre los ojos, debemos dedicarles un merecido tiempo de preparación.

Imagen: Facebook Lewis Amarante.

En ese sentido, y aunque más tarde recibiremos muchos otros consejos por parte de Lewis, podemos enumerar algunas sugerencias que deberías tener en cuenta al trabajar en esta zona del rostro:

  • Cerciórate de que las zonas de las cejas que vas a maquillar estén libres de pelos.
  • Respeta la forma y el sentido natural de las cejas, salvo que tengas un propósito particular que demande necesariamente lo contrario.
  • Ten en cuenta también la forma de la nariz para diagramar la forma de las cejas.
  • Recuerda que ningún rostro es perfecto y casi nadie tiene total simetría en las partes que lo componen; muchas veces, el trabajo del maquillador consiste en corregir imperfecciones. Esto incluye tamaño de las cejas y los ojos, distancia entre párpados, etc. La ceja derecha suele crecer más.

En definitiva, tenemos muchísimas cosas que aprender. Por eso, este curso es una oportunidad más que ideal para incorporar los trucos claves en una de las tareas más desafiantes que supone maquillar a una persona. Conoce todo lo que debes saber en este sexto encuentro con Lewis Amarante.