¿Cuáles son los colores atemporales?

29 enero, 2019
Este artículo fue redactado y avalado por Fernando Clementin
Si bien la moda se renueva constantemente y hay millones de estilos y técnicas entre los que podemos elegir, también tenemos a mano las alternativas tradicionales. Estas opciones atemporales siempre merecen ser tenidas en cuenta.

Los looks atemporales son aquellos cuya popularidad ha permanecido invariable más allá del paso del tiempo. Estos se caracterizan por valerse de colores que siempre conforman las primeras opciones en las diferentes tendencias. Lewis Amarante, profesional del maquillaje de primer nivel con más de dos décadas de experiencia, nos cuenta todo al respecto.

Escoger un estilo de maquillaje atemporal es, ni más ni menos, apostar por lo seguro. Los tonos clásicos ofrecen elegancia y sofisticación sin arriesgar demasiado; constituyen, para muchas mujeres, la opción perfecta para cada uno de sus días.

Ahora bien, ¿a qué técnicas consideramos atemporales? ¿Cuál es la mejor forma de aplicar cada una y en qué contexto se utilizan? Este será el eje de este nuevo encuentro con Lewis Amarante. ¡Adelante!

¿Cuáles son los colores atemporales?

Uno de los colores atemporales más característicos es el look nude. Hemos hablado de él en las entregas previas de las lecciones de Lewis; básicamente, consiste en el uso de tonos lo más naturales posibles para lograr destacar las facciones con discreción.

Ha sido utilizado por muchos años y se espera que esto siga así por mucho tiempo. Hay una premisa básica en el mundo del maquillaje que justifica su elección: menos es más. Entonces, lucir natural y bella es totalmente viable con apenas hacer unos simples retoques de color ‘piel’.

Por otra parte, colores como el marrón, el negro y el rojo podrían enumerarse también como colores atemporales. Cada uno de ellos es utilizado en una zona específica del rostro y con finalidades diferentes.

Imagen: woman.es

Cómo lograr un look atemporal

Lo bueno de los looks atemporales es que no caducan nunca. Es decir que, dentro de unos años, podrás apreciar y valorar tus elecciones de hoy cuando las veas en fotografías o recuerdos; estarás más que satisfecha con haberlas escogido.

Además, prácticamente sirven para cualquier atuendo o peinado que se elija. Se trata, sin dudas, de una especie de ‘comodín’ que todo maquillador ha de tener en su repertorio.

Antes de aplicar las técnicas que enumeraremos a continuación, vale la pena repasar algunos aspectos básicos del maquillaje que hemos visto en encuentros anteriores:

  • Es mejor trabajar sobre una piel hidratada y preparada para el maquillaje.
  • Es muy importante una buena aplicación de corrector para lucir un maquillaje natural y sin imperfecciones a la vista.
  • Recuerda perfeccionar cejas y pestañas antes de aplicar cualquier producto sobre ellas.
  • Escoge una base de maquillaje de calidad, con el tono adecuado y buena adherencia a la piel.

Una vez cumplidos estos pasos básicos, puedes proseguir a las técnicas específicas del maquillaje atemporal:

Ojo de gato

Como ya sabrás, consiste en alargar el trazo del delineador, que ha de sobrepasar el borde externo del ojo. Se trata de un estilo que se popularizó hace casi medio siglo, pero que sigue vigente y es el favorito de muchas.

Efecto ahumado

¿Existe algo más impactante que una mirada con efecto ahumado durante las noches? Ni hablar si la portadora tiene ojos claros; ¡efectividad garantizada!

El efecto ahumado consiste en la aplicación de sombra negra difuminada alrededor del ojo. Muchas mujeres que buscan este mismo efecto con un color más discreto optan por los tonos del marrón.

Imagen: EllaHoy.

Iluminador

Siguiendo con el maquillaje de ojos, el iluminador constituye una opción tan clásica como efectiva para resaltarlos. Basta con aplicar un poco en el extremo interno del ojo y otro en la zona externa del párpado móvil para disfrutar de una mirada revitalizada al 100%.

Labial rojo

Quizás el componente más icónico cuando se habla de maquillaje; es la epítome de la cosmética femenina. El rojo es sinónimo de seducción, un tono perfectamente combinable con una gran variedad de estilos, como la sombra y el delineado de ojos.

Además de las nombradas, otras alternativas de maquillaje atemporal son la sombra marrón y el lapiz labial negro. En cuanto al color del rostro, muchas mujeres prefieren tonos más discretos, como el rosado o el durazno, para dar vida a los pómulos y lucir bella y natural.

Como ves, los colores atemporales tienen la virtud de potenciar la variedad de elección en diferentes circunstancias. Tanto para salir del paso como para una ocasión especial, aprender sus secretos de la mano de Lewis Amarante será una ayuda excepcional para elecciones de maquillaje futuras.