¿Cuál es el mejor tono de sombras según el color de ojos?

29 enero, 2019
Este artículo fue redactado y avalado por Fernando Clementin
De seguro ya habrás buscado alternativas de sombras que combinen con tu color de ojos. Aprovecha esta oportunidad de conocer todos los secretos del tema junto a uno de los mejores.

Como hemos mencionado en encuentros previos, las características únicas de cada rostro determinan en gran parte el tipo de maquillaje que conviene aplicar en él. Esta misma ecuación se da entre el color de ojos y el tono de sombras. Aprende más sobre este tema de la mano de Lewis Amarante.

A menudo lo que vemos en los anuncios o en las revistas no va ciento por ciento de la mano con nuestras necesidades. ¿Cuántas mujeres se han comprado un color de maquillaje encantadas y, al probarlo, se dan cuenta que no es la mejor opción para su color de piel u ojos?

Para evitar este tipo de problemas, es mejor conocer unos parámetros generales que nos permitirán hacer elecciones fundamentadas y precisas. A continuación, aprenderemos junto a Lewis Amarante cómo escoger el tono de sombras perfecto.

Qué tono de sombras escoger de acuerdo al color de ojos

Ojos verdes

Para las mujeres con ojos verdes, las mejores alternativas en cuanto al tono de sombras que se ha de escoger es ir por los marrones, rojizos, rosas y lilas. Asimismo, puede funcionar la técnica de recurrir a un tono similar al de los ojos.

No obstante, la situación para la que se requiera el maquillaje tendrá mucho que ver con la elección final. Por ejemplo, un dorado o caoba puede resultar muy sensual para una fiesta; por el contrario, si se trata de una ocasión laboral o algo cotidiano, lo más seguro es inclinarse por marrón suave o rosa.

En cuanto a los tonos de sombras que no se aconsejan, podemos citar los azules.

Imagen: Famosas.es

Ojos azules

En este caso, es recomendable evitar los tonos verdes; en cambio, es preferible inclinarse por los rosas, plateados, e incluso un azul similar al de los ojos. También el cobre y el bronce son buenas alternativas.

Los iris grises casi que se atan a estos mismos principios; tanto para los ojos azules como para los grises, no se aconseja recurrir a tonos dorados ni verdes. Algo más suave, quizás un amarillo o marrón, puede ser útil para contrastar.

Ojos negros o marrones

¿Quién dijo que los ojos oscuros no lucen tanto como los claros? Haciendo una buena elección del tono de sombra que se utiliza, es posible lograr un atuendo sumamente atractivo.

Es más, dejando de lado los verdes y azules claros, prácticamente podemos optar por cualquier color. En caso de que tengas ojos marrones, inclínate por los rosas, verdes pardos, morados o dorados.

En la vereda contraria, no les favorecen los colores azules ni verdes, aunque sí puede resultar algo de negro para definir pestañas. ¿Has intentado alguna vez con el color melocotón para los ojos marrones oscuros? Son otra excelente alternativa.

Si tienes ojos negros, es muy probable que te sienten mejor colores como los nudes —naturales—, marrones o, precisamente, negros. El efecto ahumado es una recomendación de primer nivel para estos ojos. Asimismo, las sombras brillantes son las más usadas en ellos.

No obstante, los tonos dorados, morados y rosas también se postulan como buenas alternativas. Ya para los maquilladores profesionales, un gran truco es difuminar al estilo smokey eye una sombra negra con otra que le siente bien, como el marrón o dorado. Conseguirás un acabado sencillamente fantástico.

Consejos generales para elegir un tono de sombras

Más allá de las apreciaciones que detallamos antes, vale considerar que puede haber excepciones. Por ejemplo, ciertos atuendos o situaciones pueden dejar más lugar a la experimentación.

Como siempre remarcamos, no es lo mismo maquillarse para una salida nocturna que para un almuerzo formal; recuerda siempre la incidencia de la iluminación sobre tu rostro.

Imagen: kentlikadin.com

Por otro lado, tampoco se puede obviar el hecho de que lo fundamental es que cada una se sienta cómoda con su apariencia. Si tus preferencias no se condicen del todo con lo que dictan las ‘reglas’, bien puedes hacer las combinaciones que te parezcan más apropiadas para tu imagen.

La rueda cromática

Una excelente herramienta para lograr escoger el tono de sombras apropiado es apelar a la conocida rueda cromática. Se trata de un círculo en el que se representan las diversas escalas de cada color.

Si bien el orden en el que se ubican los colores puede variar, lo cierto es que de un lado se colocan los colores cálidos y en el otro extremo del círculo, los fríos. Si estás en la búsqueda de un maquillaje suave, natural y elegante, es aconsejable optar por tonos cercanos a tu color de ojos en la rueda.

Por el contrario, si buscas destacar la tonalidad del iris, apela a los tonos opuestos. Siempre ten en cuenta, por supuesto, aquellos colores desaconsejados para cada situación.

A modo de conclusión, solo queda subrayar que estos tips solo son una pequeña introducción de lo mucho que podrás aprender en este curso con Lewis Amarante. No te pierdas esta oportunidad de potenciar tus conocimientos y ponerte totalmente al día con las últimas tendencias.