Cómo mejorar la habilidad de las manos para tocar la guitarra

29 enero, 2019
Este artículo fue redactado y avalado por Fernando Clementin
No todos nacen con el don de tener dedos ágiles que permitan tocar la guitarra con total naturalidad. Para muchos guitarrista, la habilidad es fruto del esfuerzo de muchos años.

Una de las primeras enseñanzas que un profesor de música debe transmitir a sus aprendices es la colocación y el uso de las manos. Estas son, al fin y al cabo, las que permitirán tocar los diferentes tonos y acordes; en definitiva, las grandes protagonistas de la técnica de un guitarrista. ¿Cómo podemos mejorar la habilidad de las manos con la guitarra?

Desde luego, existen muchos ejercicios que nos permiten agilizar los dedos y adaptar las manos a los movimientos que se necesitan para tocar la guitarra. No se trata de un proceso fácil, desde luego.

En este sentido, quienes comenzaron en esto desde pequeños tienen una gran ventaja. En la niñez, el cerebro es más ‘moldeable’ e incorpora mucho más rápido las destrezas aprendidas.

Sin embargo, esto no quieret decir que más adelante no podamos hacerlo. Nunca es tarde para volverse un guitarrista talentoso; la dedicación y el trabajo todo lo pueden.

¿Por qué es importante tener una buena técnica?

Contar con una técnica pulida tiene un beneficio claro e innegable: podremos tocar mejor e intentar sucesiones de acordes más complejas. No obstante, también trae grandes ventajas para la mentalidad del músico.

Sobre esto último, vale aclarar que cuando un guitarrista se percibe apto, dúctil y habilidoso con sus manos, su confianza mejora. Así, su autoestima lo lleva a ‘creérselas’, a afrontar nuevos desafíos y, desde ya, su motivación se potencia.

La ecuación es simple: cuando te sientes bueno para algo y pones todo tu empeño en seguir mejorando, de seguro ya tendrás gran parte del éxito garantizado.

En última instancia, podemos enumerar otras ventajas: movimientos más elegantes, una posición más cómoda, músculos menos tensos al tocar son algunas de ellas. ¿Qué trabajos podemos poner en práctica para mejorar la habilidad de las manos?

Imagen: Facebook Amós Lora.

Ejercicios para mejorar la habilidad de las manos para la guitarra

Ahora que hemos comentado cuestiones básicas ligadas a la técnica, llegó el momento concreto de aprender a mejorar la habilidad de las manos. Para esta finalidad, podemos encontrar un sinfín de ejercicios que nos harán más rápidos y precisos al ejecutar las cuerdas con los dedos.

Encadenamiento de acordes

Si bien se trata de un trabajo básico, de los primeros que nos indican al comenzar a tocar, su dificultad puede ajustarse de acuerdo al nivel. En definitiva, lo que debemos hacer es tocar acordes de manera sucesiva, ya sea leyéndolos o improvisando.

Con este trabajo, tus dedos ganarán en flexibilidad y memorizarás cada nota; asimismo, con la práctica sonarás cada vez mejor y podrás ejecutar piezas que requieran de mayor velocidad.

Cuando hayas dominado un buen número de acordes, da un paso más y lánzate a tocar estrofas, estribillos o canciones completas. Así, tendrás un indicador claro de tu progreso.

Uso de un metrónomo

El metrónomo es un instrumento de suma utilidad para mejorar la habilidad de las manos con la guitarra. Según la configuración elegida, este pequeño dispositivo reproduce una cierta cantidad de sonidos o señales visuales durante un minuto; sería algo así como los ‘tics’ de un reloj.

Entonces, si, por ejemplo, lo ponemos en el parámetro 60, obtendremos un click por segundo. Ante cada sonido, tenemos la posibilidad de tocar una, dos o más notas. Por ende, se trata de una herramienta muy recomendable para ganar velocidad y practicar el mantenimiento de un tempo determinado.

Ejercicio de digitación

Otro trabajo básico, pero que siempre viene bien para reforzar los cimientos de nuestras capacidades. Si bien la forma clásica consiste en realizarlo sobre los trastes 1, 2, 3 y 4, aquí sugeriremos usar del 7 al 10, que son más angostos; así, la dificultad del trabajo será algo mayor.

El ejercicio consiste en colocar los cuatro dedos sobre la misma cuerda, uno en cada traste. Luego, debemos presionar la cuerda contra el diapasón y pulsar para que suene. Acto seguido, movemos todos los dedos juntos a la cuerda siguiente, sin dejar de tocar el mástil.

Aunque parezca demasiado sencillo, se trata de un buen ejercicio para ganar flexibilidad y agilidad en los dedos de la mano no hábil. Además, es una gran manera de corregir la postura de los dedos, las manos y el cuerpo en general para los guitarristas que se han malacostumbrado.

Imagen: sanfernando.gob.ar

Sugerencias complementarias

Más allá de los ejercicios que nombramos antes, también debes tener en cuenta otros consejos para lograr una buena técnica. Estos son algunos de ellos:

  • Sujetar bien la guitarra: Recuerda que la mano hábil debe estar a medio camino entre el puente y la boca. La no hábil, en tanto, debe sujetar el mástil con la palma, para pulsar las cuerdas con los dedos.
  • Afinarla bien: Sea cual fuere la técnica que uses, procura que cada nota suene de manera armoniosa antes de comenzar. En este aspecto, los consejos de Amós Lora a lo largo del curso te vendrán estupendo.
  • Usa la punta de los dedos para tocar en lugar de las yemas.
  • Procura siempre que el sonido de las cuerdas sea limpio y de calidad a medida que avances con las prácticas. Así, aprenderás a hacerlo bien desde el principio; recuerda que corregir algo que se aprendió mal cuesta el doble de trabajo.

Los trabajos para mejorar la habilidad con las manos que aquí enumeramos son solo algunos, además de ser prácticos y fáciles de hacer en casa. Si participas del curso en línea con Amós Lora, podrás encontrarte con muchas otras actividades para convertirte en un mejor guitarrista. ¡Siempre nos quedan cosas nuevas por aprender!