Cómo convertirse en guitarrista profesional

29 enero, 2019
Este artículo fue redactado y avalado por Fernando Clementin
El mundo está lleno de personas que desean ser músicos profesionales, pero no todos llegan a lograrlo. ¿Qué necesitamos para poder emprender este hermoso desafío de vida?

Hace unos quince años, un niño de Madrid que pasaba horas tocando soñaba con convertirse en un guitarrista profesional y referente del flamenco. Hoy, siendo todavía un adolescente, se puede decir que lo ha logrado. Amós Lora está dispuesto a descubrir sus secretos y a contarte cada detalle de su periplo en este nuevo encuentro.

“Si le pones trabajo y ganas y le echas tiempo, vas a llegar a más de lo que podrías llegar si no se lo echas”. Con esta sencilla pero categórica frase, Amós Lora deja en claro la filosofía de vida que lo ha llevado al lugar que ocupa hoy.

Está claro que convertirse en guitarrista profesional no es algo que se logre de la noche a la mañana. Por supuesto, tampoco vamos a negar que el talento es imprescindible; incluso de seguro necesitaremos algo de suerte también.

Qué se necesita para llegar a guitarrista profesional

Practica y usa todas las herramientas a tu alcance

Hasta hace algunos años, la práctica del guitarrista consistía en conseguir libros y copias de partituras para aprender a costa de muchas horas de repetición. Hoy, el escenario no ha cambiado en su esencia, pero sí que se cuentan con muchas más herramientas.

Además del curso en línea de Amós Lora, que de por sí incluye casi todo lo que necesitas para progresar como músico, puedes encontrar muchos softwares que te guiarán en un proceso de aprendizaje constante.

Lo mejor de ellos es que permiten evitar la repetición. Nadie mejora haciendo siempre lo mismo; hay que salirse del molde y desafiarse a uno mismo para intentar cosas nuevas.

Por otro lado, procura hacerte de los materiales necesarios. Más allá de escoger la guitarra perfecta, también deberás hacerte de un metrónomo, un slide, una cejilla y un buen grabador para volver a escucharte y apuntar errores y progresos, entre otros instrumentos.

Imagen: Qdaily.

No es magia: el conocimiento teórico es necesario

Como bien explica Amós en una de sus clases, la teoría de la música ha avanzado mucho en el último tiempo. Esto tiene una razón de ser: la música, así como tantos otros elementos culturales, es una construcción de una sociedad en un espacio y tiempo determinado. Es, por ende, susceptible a cambios.

Asimismo, los avances tecnológicos hacen posible la creación de nuevos y mejores instrumentos. A ellos se les suman nuevos métodos de grabación, edición y muchos otros recursos que potencian la calidad de un producto.

Ante estas circunstancias, tener un respaldo teórico que avale todo lo que el músico compone, interpreta y crea es fundamental. Partiendo de ese conocimiento, solo se podrán agregar cosas. Nunca perderemos nada, ya que todo ha sido más que inspiración de un momento.

En definitiva, toma clases. Aunque consideres que tu talento natural basta para sobresalir, piensa que incluso el mismo Amós ha pasado por los salones de clase de los más distinguidos músicos del flamenco español. Todos tienen algo para enseñar y cada nuevo consejo te servirá para perfeccionarte.

Toca con otros, socializa

Es verdad que puedes hacer grandes avances encerrándote en tu cuarto y practicando todo lo que sabes, o incluso lo que has aprendido con Amós Lora si ya te has unido a sus clases. Sin embargo, compartir con otros músicos te hará crecer en muchos sentidos.

En primer lugar, conocerás nuevas técnicas y modos de tocar. Cada persona tiene su manual, de eso no hay dudas; la guitarra flamenca no es la excepción.

Por otra parte, podéis hacer ejercicios en conjunto e interpretar piezas a dúo para aprender a converger y a asumir diferentes roles.

Finalmente, y no por eso menos importante, esto te abrirá puertas. Es más fácil darse a conocer cuando el esfuerzo es compartido. Golpear puertas, presentarse en diferentes lugares y llevar su material a cuanto sitio recorran puede dar pie a que llegue ese toque de suerte que todos los grandes han tenido en sus vidas.

Disfrutar para permanecer motivado

Quien persigue un sueño de tamaña envergadura no debe desviarse fácilmente. Ante los numerosos escollos que puedan aparecer en el camino, se debe ser tenaz y permanecer motivado, optimista y predispuesto.

Sin dudas, un requisito fundamental para que estas cualidades salgan a flote es disfrutar de lo que se hace. Si te aburre ensayar, si te sientes avasallado al tocar en público o si te disgusta salir de tu zona de confort con demasiada frecuencia, mentalízate en que deberás hacer esto y mucho más.

Afortunadamente, y a modo de conclusión, si hay algo que abunda en el mundo de la música son los grandes talentos. Escúchalos, ve a verlos y refléjate en ellos para enfocarte en tus objetivos. Tener un referente y guía, como bien podría ser Amós Lora en esta oportunidad, puede ser el faro que te conduzca a ser un artista único.