Cómo arreglar tus sombras rotas

9 julio, 2019
Este artículo fue redactado y avalado por la blogger de moda y belleza Azucena Fernández
¿Se te ha roto tu sombra de ojos favorita? No te preocupes, tiene solución. A continuación te enseñamos cómo repararla.

Todo amante del maquillaje se encuentra alguna vez con ese triste momento en el que coge su sombra de ojos preferida, esa que tanto utiliza, y esta se le cae de las manos provocando un desastre. Hoy vamos a ver que es posible arreglar las sombras rotas y cómo hacerlo.

Cuando te pase esto, recuerda: no todo está perdido. No es necesario tirarla a la basura y lamentarse. Arreglarla es muy sencillo. Además, es posible utilizar este mismo procedimiento para polvos y coloretes en polvo que se te hayan roto.

Qué necesitas para arreglar las sombras rotas de forma natural

  • Alcohol
  • Un pequeño recipiente de plástico
  • Una cuchara
  • Un trozo de tela o toalla de papel
  • Un cuchillo de untar

Paso a paso

1. Echa los polvos en el recipiente

En primer lugar, echa en el recipiente de plástico todo el producto, es decir, la sombra hecha pedazos. Recoge todos los trozos, pequeños y grandes, y ponlos juntos en el pequeño recipiente que hayas elegido para reparar las sombras.

Bote con sombras rosas rotas.

2. Aplasta y añade alcohol

Utiliza la cuchara para ir aplastando los trozos poco a poco y después añade alcohol. ¿Por qué alcohol? Porque es necesario utilizar un líquido para volver a juntar el polvo, y el alcohol es extremadamente puro y tiene una gran tasa de evaporación, por lo que se seca rápido.

¿Cuánto alcohol debo utilizar? Ve calculando y echando poco a poco. Tienes que mezclarlo con los polvos hasta que tenga una consistencia de crema espesa. En realidad no pasa nada si utilizas demasiado, solo habría que esperar más tiempo para que se secase.

La aplicación del alcohol la puedes hacer de varias formas. Puedes utilizar un tapón pequeño e ir añadiendo, coger un gotero si la sombra es muy pequeña y hubiera que poner poca cantidad o, incluso, pulverizar sobre los polvos.

3. Vuelve a poner la sombra en su paleta o recipiente original

Coge la pasta que has hecho y vuelve a ponerla en su paleta o recipiente original. Después, golpea suavemente la paleta para que no se queden burbujas de aire y así quede una sombra compacta cuando se seque el alcohol.

Por último, extiende bien la zona de arriba de la pasta para que quede bien lisa. Esto puedes hacerlo con un cuchillo de untar, por ejemplo.

4. Deja secar

A continuación, espera a que la mezcla se seque. Esto puede tomar unas dos horas o incluso toda la noche, dependiendo del alcohol que hayas necesitado. Es importante que lo vigiles mientras se seca, ya que necesitas hacer algo más.

Tienes que saber cuándo la sombra ha llegado a ese punto en el que está casi seca pero sigue un poco húmeda. Esto lo puedes comprobar metiendo el dedo. Si puedes dejar una marca sin que la sombra se pegue al dedo, es el momento correcto.

5. Presiona

En esta etapa de secado no total coge el trozo de tela o el pañuelo de papel, ponlo sobre el producto y dale pequeños golpes para eliminar el exceso de alcohol. Deja el trozo de tela o de papel sobre el producto y ponle algo encima que haga un poco de presión (por ejemplo, un libro). De esta manera se absorberán los restos de alcohol que puedan quedar.

Sobras rosas rotas.

Sombras rotas arregladas

¡Ya tienes tu sombra arreglada! Al evaporarse el alcohol, debería tener la misma composición que antes. De todas formas, haz una prueba con ella en alguna zona de la piel de la mano antes de aplicarla en los ojos, para evitar cualquier posible alergia.

Cuando el alcohol se evapore, la sombra quedará con la misma textura y con el mismo color de antes. A veces sucede que, al prensarlas, su pigmento queda más unido y el color final resulta un poco más intenso.

La próxima vez que tengas la mala suerte de acabar con unas sombras rotas entre las manos, recuerda que tienen solución; solo sigue estos pasos y no tendrás que deshacerte de ellas.