¿Cómo combatir la procrastinación?

27 febrero, 2020
Este artículo fue redactado y avalado por la psicóloga Ana Couñago
La procrastinación es un mal que no te permite avanzar en la vida. ¡Aprende a hacerle frente!

Seguro que alguna vez has dejado a un lado tus responsabilidades para ponerte a hacer una actividad que te satisfacía más, pero que no era tan importante. ¿Te suena esta situación? Pues a esto se le llama procrastinar. ¿Quieres saber cómo combatir la procrastinación? Te damos algunos consejos para conseguirlo.

El problema de tomar este tipo de decisiones es que pueden convertirse en una costumbre, en un hábito continuo que comienza a dominar tu vida, llegando a ser tu modus operandi​. Si este es tu caso, debes cambiar tu forma de actuar en estas situaciones antes de que sea demasiado tarde.

Mi consejo es: nunca hagas mañana lo que puedas hacer hoy. La procrastinación es la ladrona del tiempo, atrápala.

-Charles Dickens-

La procrastinación: un conflicto interno

Hombre con procastinación

La palabra procrastinar proviene del latín procrastinare, que se puede traducir como diferir, aplazar o posponer. Así, se puede decir que la procrastinación consiste en postergar lo que uno debe hacer para dedicarse a otras actividades más irrelevantes o apetecibles.

Se trata de un problema de autorregulación, de planificación personal y de organización del tiempo al que hay que hacer frente para no perder en control de la propia vida.

Si ya sabes lo que tienes que hacer y no lo haces, entonces estás peor que antes.

-Confucio-

Este mal hábito suele producir un conflicto interno, un conflicto entre la razón y el deseo. La razón es que uno sabe lo que tiene que hacer, es decir, conoce cuáles son sus responsabilidades, sin embargo, decide dejarlas a un lado para alcanzar el disfrute propio.

Pero el hecho de procrastinar solo resulta satisfactorio a corto plazo, en el momento en el que se está llevando a cabo la acción. Ya que, a largo plazo, normalmente, uno se suele arrepentir por haber desperdiciado el tiempo y no haber asumido sus tareas.

Por lo general, las causas que motivan a una persona a aplazar sus obligaciones son el aburrimiento, la pereza, el miedo a experimentar estrés o angustia y el desagrado, entre otras.

Hay que saber hacer frente a todo esto y cumplir con los deberes que uno tiene. Se trata de ser lo suficientemente maduro para aceptar que hay ciertas tareas que se deben realizar sí o sí, sin excusas. De hecho, esto es parte de ser un adulto, asumir responsabilidades.

La procrastinación hace difíciles las cosas fáciles, y hace todavía más difíciles las cosas difíciles.

-Mason Cooley-

¿Cómo combatir la procrastinación?

Trabajadores en oficina

A continuación, te damos algunos sencillos consejos para combatir la procrastinación:

  • Tener una dirección clara: es importante que tengas claro cuál es tu objetivo final, aquello que quieres conseguir al realizar la tarea, de modo que sepas cuál es la dirección que debes seguir.
  • Dividir la tarea en varias subtareas: debes planificar el trabajo dividiéndolo en pequeños pasos. Esto puede ayudarte a completar la tarea de manera más eficiente y sin someterte a tanta presión.
  • Empezar por algo fácil: si tienes varias responsabilidades o tareas por hacer, empieza por aquellas más sencillas y atractivas para ti.
  • Avivar el deseo: debes identificar y asumir los motivos que te llevan a realizar la tarea.
  • Eliminar distracciones: organiza el lugar en el que vas a llevar a cabo la tarea, suprimiendo todo aquello que te haga perder la concentración. Así evitas las posibles tentaciones y el sufrimiento de tener que trabajar o asumir tus obligaciones.

Por último, debes tener claro que el mundo no es perfecto. No podemos estar constantemente viviendo en un estado de completa felicidad y diversión. A veces, toca asumir responsabilidades u obligaciones que quizá no deseamos realizar o no nos parezcan agradables, pero esto forma parte de la vida.

El secreto para salir adelante es simplemente empezar.

Mark Twain-