Chantaje emocional: ¿qué es y cómo abordarlo?

24 mayo, 2021
Este artículo fue redactado y avalado por la psicóloga Laura Ruiz Mitjana
El chantaje emocional es una forma de manipulación que se basa en el miedo, la culpa y la inseguridad de la víctima. ¿Cómo identificarlo y abordarlo? Te dejamos algunas claves para ello.

¿Alguna vez has sentido que los demás te manipulaban de alguna forma? El chantaje emocional es una poderosa forma de manipulación a través de la cual las personas a tu alrededor amenazan con castigarte si no haces lo que ellas quieren.

Los chantajistas emocionales se benefician del valor que les otorgas y reconocen tus momentos vulnerables para ejercer su chantaje y su manipulación. ¿Cómo abordar el chantaje emocional? En este artículo, te ofrecemos algunas ideas clave para lidiar con él.

Chantaje emocional: ¿qué es?

Trastorno narcisista de la personalidad

El chantaje emocional se puede definir como una forma agresiva, irrespetuosa a inadecuada de comunicación. A través de él, la persona expresa una petición de cambio en el otro, le solicita ayuda o le expresa disconformidad y queja con el objetivo de conseguir que haga lo que ella desea.

Otra definición de chantaje emocional es la que propone Morales en un estudio de la Universidad Rafael Landívar (2014). Según Morales, se trata de «la coacción e imposición de órdenes o mandatos agregando las excusas vagas pero exigentes por parte del chantajista, a fin de obtener un fin egoísta causando malestar, angustia, miedo o culpa en el otro».

Por su parte, la Doctora en Psicología Susan Forward, en su libro Chantaje emocional (2013), explica que el chantaje emocional suena como si tuviera que ver contigo, y lo sientes como si tuviera que ver contigo aunque, en su mayor parte, no tiene nada que ver contigo. El chantaje emocional surge del chantajista que utiliza reproches para hacer sentir mal a la otra persona.

Los chantajistas buscan que el otro ceda

Las técnicas que utiliza el chantajista se basan en el miedo, la ansiedad y la inseguridad que generan en el otro. La persona que sufre chantaje emocional acaba cediendo a las presiones del chantajista porque este le hace sentir mal de alguna forma.

Siguiendo con las aportaciones de Forward, en muchos casos este tipo de chantaje está más relacionado con el pasado que con el presente y con la búsqueda de satisfacer las necesidades del chantajista más que con lo que dice que hiciste o dejaste de hacer.

“El manipulador tiene la capacidad de dar la vuelta a las cosas: te hará dudar de ti, de tus verdades e, incluso, de lo que recuerdas”.

-Anónimo-

¿Cómo abordar el chantaje emocional?

¿Cómo puedes actuar para evitar caer en las trampas y presiones del chantajista emocional? Te dejamos algunas ideas clave para trabajar en ello:

Aprende a identificar el chantaje

El chantajista emocional busca influir en tus emociones para conseguir lo que quiere. Utiliza el reproche, la crítica, la agresividad verbal, las mentiras… Aunque a veces, puede actuar de un modo mucho más sutil.

Una manera de abordar este tipo de chantaje es aprender a identificarlo. No es una tarea sencilla, pero con entrenamiento se puede llegar a conseguir.

Para ello, observa con atención no solo el mensaje de tu interlocutor sino también cómo está expresando ese mensaje (lenguaje no verbal). Fíjate en su tono de voz (¿usa un tono adecuado?), en su rostro, en sus gestos… Y aprende a distinguir el reproche de la crítica constructiva.

Céntrate en tus objetivos

Durante las interacciones con esta persona que utiliza el chantaje emocional, intenta mantenerte firme en tus objetivos. Céntrate en ellos y no tanto en lo que el otro intenta conseguir de ti (que muchas veces es que cambies de opinión o que hagas lo que él quiere).

En estos momentos, es importante mantener la «cabeza fría» y no dejarte influenciar por sus presiones. Si en algún momento sientes que te está convenciendo de algo que no sabes si realmente quieres, plantéate: «¿es esto lo que quiero?», «antes de hablar con esta persona, ¿cómo opinaba y me sentía yo?».

Marca límites: sé asertivo

6 beneficios de ser uno mismo

La asertividad es una herramienta muy útil para abordar y detener el chantaje emocional. Se trata de una habilidad comunicativa que te permite marcar límites y defender tus derechos sin faltarle el respeto al otro.

Por eso, a la hora de comunicarte con esa persona intenta hacerlo sin defenderte. No te disculpes si sientes que eso sería forzado (o no lo deseas), no cedas y no te rindas a sus súplicas.

Justamente, intenta hacer todo lo contrario: entender su punto de vista pero desde la distancia (manteniéndote firme en tus decisiones, aunque puedas ser flexible también) y valorar que puede que tenga razón. Esto puede dejarle desconcertado y sin argumentos.

Trabaja en tu autoestima

El chantajista emocional aprovecha los momentos de flaqueza (o vulnerabilidad) de la persona para actuar. Por ello, cuando se encuentra con personas fuertes, con una buena autoestima, sus técnicas no le sirven.

Es por esta razón que trabajar en tu autoestima te puede ayudar a no dejarte chantajear por este tipo de personas. Sé firme con tus opiniones y decisiones, y no dejes que la otra persona intente cambiarte.

Estas son solo algunas ideas para abordar el chantaje emocional, aunque puedes encontrar más. Lo más importante, eso sí, será aprender a identificar a estas personas para prevenir sus posibles influencias negativas en uno mismo.

  • Forward, S. (2013). Chantaje emocional. Cuando la gente se vale del miedo, la obligación y la culpa para manipularte. Editorial Grijalbo.
  • Husmann, G. y Chiale, G. (2008). La trampa de los manipuladores: Cómo identificarlos y aprender a decir basta. (2ª ed.) Buenos Aires, Argentina: Del Nuevo Extremo.
  • Jones, W. (2005). El arte de la manipulación. (22ª. ed.) México, D.F. México: Selector Actualidad Editorial.
  • Morales, M.A. (2014). Diferencia estadística en los niveles de chantaje emocional entre un grupo de trabajadores femeninos y masculinos. Universidad Rfael Landívar, Facultad de Humanidades.