6 trucos muy sencillos para maquillarse

Paco Magar · 13 marzo, 2019
En el mercado se pueden encontrar un buen número de productos para maquillarse, pero su utilización no siempre es sencilla. Con estos seis trucos actualizar nuestras técnicas de maquillaje será mucho más fácil.

Las nuevas técnicas demuestran que maquillarse es todo un arte. Echarse solo polvo y producto labial parece cosa del pasado. La variedad de principios y tendencias hace difícil recopilar en un solo libro todas las claves del maquillaje, y las actualizaciones continúan.

Sin embargo, esta revolución del maquillaje también puede ser algo confusa. El nuevo conjunto de pinturas e implementos que existen en el mercado no es tan fácil de usar. Algunos productos tienen particularidades importantes y no todos los usuarios saben manejar las técnicas adecuadamente.

Trucos eficaces para maquillarse

Hay quienes afirman que maquillarse es como dibujar. Quienes tienen el talento y la información a su disposición, pueden hacer cosas asombrosas. Si eres una de esas personas, estos son algunos trucos que podrías utilizar y que actualmente están en tendencia.

1. Cejas perfectas 

El objetivo de tener unas cejas arqueadas y bien definidas no es tan sencillo como parece. Para ello, se requiere una técnica muy precisa. Además, cada diseño siempre será diferente en función del tipo de rostro. No obstante, hay formas de lograr resultados notables.

Por ejemplo, antes de delinear las cejas se puede aplicar un poco de agua a la sombra. De esta forma, la sombra será más consistente y fácil de rellenar. Así mismo, el pincel también puede mojarse un poco, e incluso, algunos implementan un spray para el cabello.

Ahora bien, si el problema es la tonalidad, la mejor forma de guiarse es través del color del cabello. Siempre es necesario tener como referencia este elemento para lograr un aspecto natural.

Chica haciéndose la depilación de las cejas.

2. Labios impactantes

Aunque hay una amplia variedad de tonos y marcas en el mercado, no siempre se sabe aplicar con éxito. Esta parte del cuerpo se convierte en todo un reto, pues el tamaño y la forma de los labios influyen mucho en la aplicación.

Es difícil de creer, pero los labios necesitan de exfoliación e hidratación antes de usar un producto labial. Esto no solo garantiza suavidad, sino que además permite que la pintura se deslice sin grumos. Además, siempre hay que usar un perfilador; esto permitirá que el color se vea con contorno y no se difumine.

Mujer pintándose los labios.

3. La base del maquillaje 

En la actualidad, la forma en la que apliquemos la base determinará algunos rasgos de la cara. Si deseamos estrechar la nariz, hacer que nuestra frente parezca más estrecha u ocultar las ojeras, estas acciones son posibles gracias a la base del maquillaje.

Para lograr los efectos antes mencionados, es preciso comprar una base dos tonos más oscura que el color de piel. Esta base debe aplicarse en las zonas que necesitamos corregir y luego difuminar.

Hidratarse antes de maquillarse.

4. Pestañas cautivadoras

Un truco que nunca falla antes de rizarlas o aplicar el rímel es peinar las pestañas; de esta forma, se verán más largas cuando te maquilles. Otro consejo que resulta muy útil es el de usar talco entre la primera y segunda capa. Esto hará que generen un efecto visual más grande en el contorno de los ojos.

Maquillaje de pestañas.

5. Sombras de ojos

Antes de aplicar la sombra de ojos es necesario colocar una base. Con esto lograremos que esta zona de la piel esté lista para el color. Este truco también garantiza que los tonos duren fijados durante más tiempo.

Es importante que al maquillar los párpados implementemos tres tonos. El más claro se aplica justo en la zona del lagrimal, para darle más luz los ojos; la tonalidad más oscura siempre va por encima de las pestañas, y una intermedia por debajo de las cejas y hacia los laterales.

Sombras de ojos para maquillarse.

6. Colorete

Al aplicar el colorete debemos hacerlo mientras sonreímos. De esta manera, cubriremos las mejillas sin dejar de llenar ningún espacio; por supuesto, esto se hace después de aplicar la base. Lo último es el polvo, con lo cual sellaremos el maquillaje.

Mujer aplicando colorete.
Fuente: YouTube

Cuidar la piel no puede dejarse para después

Los maquilladores profesionales tratan de no revelar sus secretos y diferentes estilos. Por ejemplo, a veces apuestan por los labios maquillados con efecto 3D; este efecto se consigue aplicando sombras en la zona central. Para ello, es importante que el tono sea más claro que la base usada.

En cualquier caso, no hay duda de que el acabado perfecto de un maquillaje se consigue cuando tenemos una piel hidratada y cuidada. Por lo tanto, los tratamientos con exfoliantes, hidrataciones y la limpieza son algunos de los que no pueden faltar en nuestra rutina.

Muchos de estos sencillos trucos para maquillarse son utilizados por maquilladores profesionales. La buena noticia es que aún quedan muchas técnicas por explorar. ¡Manos a la obra!